El fenómeno de la SAPE

El fenómeno de la SAPE
octubre 26, 2015 VERSSION
In Noticias
Hector_Mediavilla_3

Cuando Gianni Versace dijo eso de “nuestro trabajo debería hacer soñar a la gente”, seguramente no estaba pensando en un grupo de personas de Brazzaville, capital de la República del Congo. Y, lo cierto, es que tal vez sea allí donde esas palabras cobran mayor sentido.

 

Es concretamente en Bacongo, un barrio de la capital congolesa donde se sitúa el epicentro de la SAPE, Société des Ambianceurs et des Personnes Élégantes. Según dicen quienes han investigado este fenómenos, Sape, además es una palabra del argot francés que significa vestirse con clase. Y sapeur, es un neologismo africano para referirse a quien viste elegantemente.

La Sape surgió tras el colonialismo francés, y hay coincidencia en señalar el año de 1922 y a G. A. Matsoua en el inicio de este movimiento. Siendo este congolés el primero en regresar de París vestido al estilo occidental, como un caballero francés, impresionando a sus compatriotas y convirtiéndose en el primer Grand Sapeur.

La SAPE congrega a personas, hombres, en su mayoría, que deciden convertirse a esta especie de religión de vestir bien. En medio de las duras condiciones de vida en las que se hallan, no renuncian a arreglarse con elegancia y presumir de buen gusto y buenos modales.

Este culto a la elegancia es mucho más que la atención al vestir, es una filosofía de vida que reivindica el derecho a decidir cómo vivir y expresa su admiración por la elegancia, la educación, en tanto buenas maneras, la higiene, la no violencia.

Los sapeurs se visten de forma elegante, cumpliendo rigurosas normas estéticas, fundamentalmente los fines de semana y en ocasiones especiales y se muestran para ser admirados por los demás. Compiten deportivamente entre sapeurs, defendiendo su estilo, no sólo con el conjunto que visten si no también con complementos, actitudes, movimientos y todo su lenguaje corporal, que defienden en sus reuniones. Así, bastones, parasoles y hasta parches de ojo, se transforman en complementos que aportan sofisticación.

Son figuras reconocidas en su comunidad y, en ocasiones son contratados para eventos sociales, como bodas o funerales para mostrar la importancia de la cita. Representan de alguna manera el orgullo popular. Tienen idealizada la ciudad de Paris como el lugar donde reside el refinamiento y elegancia, por lo que para convertirse en Grand Sapeur, un aspirante debe, al menos una vez, pisar la capital francesa. Ideal con el que muchos sueñan.

Es éste un fenómeno de múltiples aristas donde, en principio llama la atención el contraste entre las condiciones de vida y los lujosos trajes que visten, a menudo de diseñadores reconocidos. Suelen tardar años en hacerse con un equipo completo, mostrando la perseverancia de los sueños y su función en un entorno desesperanzador. Las palabras de Lamame, un viejo sapeur, lo retratan de forma contundente:

“Cuando me visto elegantemente, salgo a la calle y la gente me aclama, me olvido de todos mis problemas… son instantes de gloria en los que soy inmensamente feliz”.

También destaca el hecho de que una imagen, articulada sobre el modo de vestir y comportarse condense tantos significados del imaginario social. Representando el orgullo, la dignidad, la libertad, la lucha por el derecho a decidir cómo vestir y cómo vivir.

Pero también esa libertad se vuelve paradójica cuando volvemos sobre el origen colonial de este fenómeno y la creencia en la superioridad del hombre blanco y el modelo de desarrollo occidental, devenido en el actual modelo de consumo. Ya que por un lado, se adoptan e idealizan las costumbres del opresor y por otro, introduciría la tiranía del consumo. Paradoja, esta última eficaz tanto en África como en sociedades occidentales.

Actualmente, con el trasfondo de la migración africana hacia Europa y el interés mediático mostrado por el fenómeno de los sapeurs, ha surgido en los barrios de París el movimiento Sapelogie, que varía un tanto el concepto original al introducir características propias de estas circunstancias (migración e interés mediático).

Muchos son los trabajos que se han realizado con los sapeurs como protagonistas. Incluso Solange Knowles los incluyó en el video clip Losing you. Pero uno de los trabajos pioneros, más completos e interesantes es el reportaje del fotógrafo español Héctor Mediavilla que realizó varias exposiciones de las fotografías tomadas entre 2003 y 2010, y que se publicarían en el libro “S.A.P.E” de la editorial francesa Intervalles en el año 2013. También realizó un mini documental titulado “The Men Inside the Suit” para la marca de cerveza Guinness que te dejamos a continuación:

 

hector_mediavilla_sape_0

© Hector Mediavilla

 

hector_mediavilla_1

© Héctor Mediavilla

 

Hector_Mediavilla_2

@ Héctor Mediavilla

 

Hector-Mediavilla_2

© Héctor Mediavilla

 

Hector_Mediavilla_4

©Héctor Mediavilla