Mari Pepa #lotiene

Mari Pepa #lotiene
diciembre 30, 2015 VERSSION
In Noticias
Mari_pepa

En nuestra búsqueda de personas que “lo tienen”, nos hemos encontrado con Mari Pepa, una mujer que se define como “diferente”, sus amigas la llaman “la pecu”, por eso de que es un poco o mejor dicho, bastante peculiar. Y así la conocemos y reconocemos. MariPepa es una mujer emprendedora, madre de dos hijas, dueña de una tienda de antigüedades y objetos vintage, y también de un estilo muy personal y único. No sigue los dictados de la moda pero es moderna y original, lleva rastas y piercings  y, a veces,  lápices de colores para recoger su cabello. De energía arrolladora, nos cuenta sobre sus extensas y variadas experiencias vitales, sobre la vida…

Como hemos comentado, para nosotros, tu #lotienes… ¿tu también lo crees?

Yo no sé si tengo algo o no… Yo sí sé que me siento  como un cometa de colores en un mundo bastante gris, es decir… no encuadro en ningún prototipo, En ocasiones, pienso que podría ser hasta de otro planta, en broma digo que soy de Escupinol. Cuando me encuentro con alguien mágico, porque afortunadamente existe gente muy especial, muero de alegría y de admiración.  La inmensa mayoría de la gente,  tiene aspectos maravillosos, pero los mantienen ocultos, no los quieren compartir, algunos por timidez, otros por preservar su imagen y otros por el miedo al ridículo, yo soy como soy, y por eso me conocen como “Pepa la Revoltosa”

Con magia en el corazón, con un arco iris en el alma,  con una sonrisa en el ADN, se nace, eso está en gran parte en tu genética, pero luego se cultiva, a base de una niñez feliz, de que te toque gente enriquecedora a lo largo de tu vida, de encontrar amigos que te hagan sentir que son únicos e irrepetibles , y de procurar obtener lo mejor de cada instante. La vida puede ser una aventura  en avioneta ó un simple viaje en autobús, todo depende de ti, personalmente prefiero las emociones fuertes a la monotonía, los pequeños excitantes instantes a las largas horas de espera, andar por la jungla,  a caminar por el desierto, aunque ello conlleve riesgo y peligro. Me gustan los detalles en eldía a día.

¿Cuáles son esos detalles?

Pues, mira, yo desde el primer instante en que  me despierto por la mañana, mi imaginación comienza a volar, eso para empezar…. pienso como hacer para que sea un día diferente y único, cómo puedo alegrar el día a alguien, qué le puedo poner a mi marido con el café para que sea más feliz, un día un bombón, otro día le pongo otra cosa… El respeto a los demás es prioritario en mi vida, jamás juzgo a nadie, todos en su pellejo  quizá actuaríamos igual , procuro decir lo que agrada y evitar lo que puede herir o molestar y sobre todo me enamora sonreír, con una sonrisa no hace falta hablar idiomas, es universal, con una sonrisa desarmas cualquier argumento desagradable y encima dicen los expertos que rejuveneces y adelgazas, se puede pedir más?

Empiezo el día pensando “hoy es un gran día”.  A mis niñas las adoro, y mi máxima es que tengan una niñez feliz que se  sientan queridas hasta el tuétano, y que estén emborrachadas de recuerdos maravillosos de los que puedan echar mano cuando la vida les dé algún que otro revés.

¿Desde cuándo te sientes diferente?

No hace excesivamente tanto, a lo mejor  hace 14 años o así… que empecé a valorar lo que era, y a exteriorizar sin miedos mi forma de ser asumiendo mis peculiaridades.

Tuve la gran suerte de nacer y crecer en una familia absolutamente divina, en  que cada uno tenia luz propia, me aportaron mil prismas en mi vida, pero realmente, no eres consciente de qué diferente  eres hasta que de verdad no sales a la sociedad de lleno.

Mi padre era un ser muy, pero que muy especial, en todos los sentidos, pero lo que mejor lo define es “una bellísima persona”, mi madre muy diferente también, guapísima y con una gran inteligencia, y si a eso le sumas que además me crié mis abuelos maternos, que eran la bomba, el cocktail resultante es un daikiry con limón de chuparse los dedos.

Mi abuelo, un anticuario de reconocido prestigio, creativo, un  hippie para aquella época, te estoy hablando de hace más de 50 años,  con una Harley y un look muy particular… Mi abuela era una mujer maravillosa, la pequeña de 12 hermanos. Su padre murió cuando ella nació, su hermano mayor  se salió de jesuita para cuidar a los 11 hermanos que tenía detrás y darle a cada una de las chicas una profesión porque no quería que les pasara lo mismo que a su madre, cosa que en esa época no era nada normal… entonces mi abuela era una persona súper abierta de mente, entendía todas las situaciones, nada le parecía un problema, solo se trataba de contratiempos, disfrutaba la vida al máximo….

A mi abuelo le encantaba su trabajo, era un hobby para él y me quedo corta, era una pasión. Era un época que al rastro iban famosos internacionalmente conocidos como  el actor Anthony Quinn,  Lola Flores y eran clientes de mi abuelo y yo estaba loca,  deseando que terminara el colegio para el fin de semana irme con mi abuelo para ver todo aquel ambiente que tenía el rastro…

Por otro lado, mi padre como ya he dicho,  era muy especial. Elegantoso’, se podía poner cualquier cosa y todo le quedaba bien, cualquier corbata, por extravagante que fuese en él resultaba estupenda. Exprimía  la vida a tope,  disfrutaba de todo y nos hacía participes de ello, nos enseñó a vivir con un gran bienestar y como decía mi madre “a tener un buen interior….”, su prioridad era su familia y se sacrificó por nosotros sin que nunca lo notáramos.

Me crié en un clima maravilloso, un interior divino…. Que no era una cuestión económica, porque en mi casa eran todos trabajadores, de clase media, pero no les regalaron nada,trabajaron  mucho.  Mi padre se iba a las 6 de la mañana a trabajar y volvía a las 11 de la noche… pero luego, el tiempo que tenía libre, lo disfrutaba al máximo con nosotros, hacíamos excursiones aquí y allá, nos llevaba a todas partes.

Es cuando realmente sales al mundo, que te das cuenta de que eso no es normal, no es común….

Mari_Pepa

¿Recuerdas momentos o comentarios, situaciones que te hayan marcado?

Yo tenía una madre que era ama de casa y clásica como le obligaban aquellos tiempos… yo estudié derecho y hablo tres idiomas y para mi madre eso no era un orgullo, mi madre hubiera preferido que yo fuera más normalita… me decía “cuando estén mis amigos, no hables de esas cosas…” o “es mejor que las chicas no hablen de eso…”

Y yo fui cogiendo de cada uno de mi familia lo que a mí me parecía más interesante, el tema de la decoración y de las antigüedades me vuelven loca, porque yo viví con mi abuelo experiencias maravillosas… compraba los muebles de una casa y me decía “abre los cajones y coge lo que quieras” y yo era pequeña y abría una caja y de repente sacaba un rosario de coral destrozado y con eso me hacía unos pendientes o me hacía una pulsera o me hacía un collar, ¡aquello era la bomba!

Entonces de mi abuelo cogí, el espíritu hippie, el espíritu de “a mí, plin”, de “me da igual lo que piensen los demás”…

Mi abuela era un una persona maravillosa, era la felicidad pura…se murió con 91 años y todavía buceaba en el mar…  Nunca le dolió la cabeza, nunca tuvo una enfermedad, tenía un cutis que todo el mundo la miraba porque creía que estaba operada y era todo suyo…

Y de ella quise heredar el espíritu constructivo que tenía, todo lo veía maravilloso…

Dicen que cuando uno mira una cosa bonita, el 50% es que la cosa es bonita y el otro 50 lo pones tu… Bueno, pues mi abuela ponía el 75%. Entonces, yo aprendí a poner el 75…

De mi padre, su infinita bondad, sus valores humanos y el RESPETO hacia todo y a todos. Y de mi madre, su gracia, su simpatía y el amor por la familia.

Y luego, he vivido mucho, tuve tres maridos y una pareja como un marido y eso me ha dado mucha riqueza… Porque he estado casada con gente de la que he aprendido mucho…. Yo me casé con 17 años y me fui a vivir a  un pueblo de Barcelona y allí maduré en un mes lo que hubiera madurado en 25 años, me hice una mujer hecha y derecha.

Cinco cosas que te gusten de ti…

Pues… que no me meto con nadie, que soy un ser feliz… nadie me puede decir que nunca he dicho algo malo suyo, jamás… Yo no tengo ningún enemigo…

Otra cosa que me gusta de mí… es que me divierto sola, conmigo misma es con quién mejor me lo paso… A mí me puedes soltar en medio del desierto sola que rápidamente monto yo un guateque… aunque tenga que beber agua de los camellos, a mí me da igual…

También que de todas las personas consigo enriquecerme un montón. Hay mucha gente que viene a la tienda y me dice, por ejemplo: “Yo hace cinco años que estoy en la cama y no tengo nada que contar…” y empiezas a hablar con ella y te das cuenta que la gente, siempre tiene cosas detrás… Y a eso yo le saco muchísimo provecho…

Hay una cosa que no me gusta de mí, como dice una amiga mía, que a mí me hace mucha gracia y es que yo me empeño a darle de comer al gato, aunque el gato no tenga hambre…  yo trato de ayudar a la gente y hay muchas veces que la gente no quiere que le ayudes.

Y tengo una cosa que, al fin y al cabo no deja de ser una contrariedad, y es que a mí me importa mucho hacer feliz a los demás pero me importa un comino lo que piensen de mí los demás, entonces, voy por la vida y si no le gusto a alguien es su problema…

Mari_Pepa2

Mari Pepa junto a su madre

¿Siempre ha sido así?

No, es ahora… Antes, disimulaba Era distinto…. No me conocía yo como mujer, como persona, con capacidad para salir adelante… Todo el mundo me decía… “Tu nunca te morirás de hambre, tu sabes hacer de todo….” Porque yo tocaba todos los palos…. Pero yo no creía en mí, no estaba convencida de que yo iba a ser capaz de todo eso…

No sé decir en qué momento exactamente empecé a creer en mí. Sé que hubo un momento en que  dije mis hijas me necesitan, hasta aquí… la vida de broker americano no me gusta nada, necesito ser yo… hasta aquí he llegado, no quiero seguir así, quiero dedicarme a mis hijas, quiero tener mi familia, porque el trabajo, es trabajo… y esas experiencias van marcando tu vida…

Es todo, las experiencias, la vida, es el convivir con distintas personas, tener hijos, ver hacerse mayor a tus padres y que te falte uno de ellos…. Son muchas cosas que te hacen ver que tienes que aprovechar cada instante al máximo….

¿Cómo te definirías a ti misma?

Diferente, no sé, rara, peculiar… ¿Por qué me siento diferente? Porque creo que existe una magia en mi, que yo no la provoco, que me sale sola…. Por ejemplo, yo veo una hoja de jazmín en mi casa con forma de corazón y creo que soy la única que veo la hoja de corazón…. La hoja tiene la forma de corazón, pero creo que yo soy la única que lo veo….

Sí, rara, pero no me importa… Soy feliz conmigo misma y siempre tengo miles de proyectos… fijaté,  si me muero con 80 años, no me va a dar tiempo a hacer todo lo que quiero hacer… Pero creo que si yo me muriese ahora mismo, pienso que he vivido lo suficiente como para haber aprovechado la vida al cien por cien, y eso muy poca gente lo puede decir… no tengo nada pendiente… ni en la vida ni con nadie… ni conmigo….

Hice tantas cosas… de jovencita, cogía la mochila y me iba a la India a hacer meditación.  La primera vez que me separé tenía 21 años topé con un maltratador, y mis amigas, todas tenía novio, tenían su vida, y yo me tuve que incorporar a una vida social diferente, entonces tuve que buscar alternativas….que para mí no eran ir de acompañante de una pareja o tener que salir con un chico aunque no me gustara por el sólo hecho de tener que divertirme. Entonces empecé a buscar alternativas para pasármelo bien y mis alternativas eran viajar, ir a conocer mundo, ir a mercadillos…

Hice trecking en el Himalaya, todo cosas sanas, sin molestar a nadie, sin hacerme daño a mí misma… pero todas cosas que me han enriquecido profundamente y quizás todo eso traen como resultado lo que soy ahora mismo…

 

Lo que vemos de Mari Pepa ahora mismo, una mujer orgullosa de su legado y que intenta transmitirlo y contagiarlo… ¡Muchas gracias!

Mari_Pepa3

Mari Pepa junto a sus hijas


Mari_Pepa5